viernes, 3 de marzo de 2017

Rosario 2017: Parte II

Sabado 11/2
Sabado 11/2
Para darle a todo el mundo tiempo para descansar, nos juntamos cerca de las 11 algunos de los participantes,  mientras esperábamos a Mariano que iba a dirigir un juego de DH ambientado en la Guerra Civil Española, precisamente  el primer asalto al Cinturón de Hierro de Bilbao, y a Nicolás que traía una mesa adicional y los elementos para un juego de SAGA.

Entre café y charlas, Gerardo fue preparando una partida de RONIN, que varios esperábamos ansiosos ya que era el primer acercamiento a este tan comentado juego. Como siempre que organiza Gerardo la puesta en escena era impecable. La partida se planteo como una defensa de los habitantes de una villa por parte de un buntai de 9 figuras conformada de alumnos de un dojo de espadas y su maestro.  El asalto lo protagoniza un buntai mixto de 19 figuras de bandidos y campesinos armados, que debían tratar de capturar las mujeres del poblado y/o asesinar la mayor cantidad  de aldeanos.










Los defensores (Gerardo y yo) nos concentramos en la mitad del pueblo opuesta a la entrada de los asaltantes (Andrés y Martín), distribuyendo en las casas a casi todos los pobladores acompañados por algunos espadachines, mientras el Sensei y dos de sus sempai se emboscaron en un bosque cercano a uno de los dos puentes sobre el arroyo que dividía al escenario.


La entrada de los atacantes fue pausada despejando una a una las casas que iban alcanzando. Para “incentivarlos” una aldeana se desplazo en dirección a los bandidos. Muchos comentarios género que en vez de intentar capturarla fue inmediatamente tiroteada, por lo que la retire a mis líneas a través del puente.  En el preciso momento en que el primero de los bandidos alcanzaba la adeana las figuras ocultas activaron la emboscada en un combate mano a mano, donde el excelente nivel de uso de la espada permitió liquidar en sucesivas rondas a casi todos los bandidos. Fundamental resulto negarles a los asaltantes el uso de sus armas de fuego al precipitar el combate con arma blanca,  tornando el resultado de la partida irreversible a favor de los defensores.


Mientras en otra mesa, dirigido por Mariano y Leandro empezaba la partida de “Disposable Heroes”. No pude seguir los detalles de la misma, pero era un escenario que representaba el asalto a Elgeta, que tuvo la característica de enfrentar milicias de origen vasco por ambos lados: del lado Nacional, una unidad del Requeté mas unidades  apoyo, y por el lado Republicano, milicias del PNV y sus apoyos.  Cuando pude ver, el asalto ya estaba condenado, las bajas eran muy numerosas y las unidades dispersas. Los defensores lograron parar el ataque sin mucho compromiso.

Para entonces Nicolás había traído una mesa nueva donde armo un escenario introductorio para SAGA, muy bien montado, un placer para la vista. En este se enfrentaron Normandos vs. Vikingos jugado por Mateo, Gustavo y Raúl con la dirección de Nico.

 








Entre tanto algunos empezamos a jugar una partida de “Wings of Glory WW2”, igual al juego del  dia anterior: tres aviones alemanes, dos Bf-109 escoltando un He-111, interceptados por dos Spitfire y un Beaufighter. Primer movimiento: al comando del 109 de Galland inicio un giro suave a la izquierda quedando al flanco de la entrada de la RAF.  Resolución del primer combate, un daño grave sobre un Spit, el desafortunado piloto extrae su daño… EXPLOSIÓN!!! Bueno, siguiente movimiento, disparo sobre el Beaufighter, daño grave… EXPLOSIÓN!!! Para entonces entre risas y  puteadas decidimos empezar un nuevo juego. Repetimos bandos y aeronaves. A poco de iniciar, un Spit logra disparar sobre el He-111 logrando un daño grave…. EXPLOSIÓN!!!  Atónitos por el resultado decidimos revisar los daños porque era imposible que se repitiera una y otra vez. Todos pudimos certificar que la EXPLOSIÓN es un daño entre 60. Increíble!!!
Mientras Martin terminaba de preparar el escenario de “Ambush Alley” para el domingo y algunos seguían intentando derrotar al jabalí… ya nos íbamos preparando para la cena de rigor en el prestigioso establecimiento Zona Franca (http://puntobiz.com.ar/noticias/val/109974/val_s/101/toda-la-pinta-le-cambian-la-cara-a-la-esquina-mas-parisina-de-rosario.html)


viernes, 24 de febrero de 2017

Rosario 2017: Parte I

Por problemas técnicos en la pagina de la AAW, aprovecho mi blog para presentar un resumen de las actividades en Rosario el fin de semana del 10 al 12 de febrero.

Viernes 10/02





Dado que me trasladaba desde Paraná en medio de una fiera tormenta recién llegue al punto de reunión sobre las 20hs., con las mesas de juego ya montadas y una partida de Wings of Glory WW2 recién comenzada. Ya se encontraban: Gerardo, Martín, Mateo, Leandro, Gustavo R., Gustavo L., Ariel, Mariano, Andres, Jaco y Diego.  


Luego de los saludos de rigor, mi tocayo estaba merodeando sin jugar y me apremio a desempacar una nueva figura que yo había preparado para hacer un primer test del juego Galos vs. jabalíes. Mientras refrescábamos la mecánica se nos sumo Gerardo que ya había sido derribado. Nueva redistribución de los roles, y primer movimiento de los galos, "Perra" suerte: el marcador aleatorio mas cercano era un jabalí... se activa enfurecido y carga al cazador mas cercano... Gerardo. La bestia enfurecida despacha al perro y luego al galo en medio de risas y gritos! Juego cervecero por excelencia, todos los que venían siendo rápidamente derribados en el Wings of Glory se acercaban a la mesa, motivo de un nuevo juego, ahora con Galos a caballo.
 No se si es la embriaguez por el alcohol o el estruendo de las las risas, pero creo que nuevamente la primera victima fue Gerardo acompañado de su fiel compa perruno "Manchita"... y se descubría un modus operandi: cada vez que es descubierto un jabalí se lanza el mencionado perro para aferrarlo, quien lejos de cumplir con su misión se coloca detrás del cazador el cual es rápidamente atacado con éxito por el feroz porcino, obviamente seguido risas, gritos y cervezas en honor al cánido hdp!!!!

Terminado el juego, el viernes se hacía sentir, por lo que concluimos con una cena rápida, y cada uno a su cubil..."

martes, 19 de mayo de 2015


Figura de 28mm de una “Vivandière” (o Cantinière) del Ejercito francés promediando el periodo napoleónico. Esta excelente miniatura es de la novedosa y excelente marca Westfalia Miniatures.
Aunque la función real de estas mujeres era la de servir (vender) pequeñas raciones de vino a las tropas –de ahí el otro nombre de Cantineras- el termino proviene de los llamados Vivandiers, soldados que en Antiguo Régimen contaban con la autorización, y privilegio legal de ser los únicos proveedores dentro de un regimiento de elementos varios que iban desde comida y bebida hasta el papel de escribir y la tinta. Estos soldados con permiso del Coronel al mando podían casarse, y obviamente sus esposas pasaban a ser las “vivandieres”. Ya durante las guerras napoleonicas no se limitaban a vender insumos varios a las tropas sino que constituían un elemento clave en la moral del regimiento, porque que no solo servían en las cantinas, sino que acompañaban a las tropas al frente, sirviendo bebidas y comidas bajo el fuego, atendiendo o consolando a los heridos y en muchos casos recargando los mosquetes o hasta peleando en la línea junto a los hombres.

Durante las guerras napoleonicas, en contra de las suposiciones las vivandières no vestían uniformes, pero es posible que llevaran piezas militares. La aguerrida figura en cuestión lleva un sombrero civil sujeto mediante un pañuelo, dolman de la caballería ligera con los colores del 7eme d’Hussards , mochila de infante francés, una muy maltratada falda en desteñidas bandas tricolores,  un pequeño barril de vino del que cuelga un vaso de latón, ademas de cartuchera y mosquete.

martes, 3 de marzo de 2015

42cm M-Gerät "Dicke Bertha"

Presentación de los diferentes pasos que llevo el montaje de esta imponente pieza de artillería para la colección de WWI de mi amigo Carlos. El modelo era muy basto y requirio modificaciones y el agregado de mucho el detalle y accesorios. Lamentablemente no se consiguieron las figuras que completarían esta peza.

Algunas fuentes de información:
http://www.landships.info/landships/artillery_articles/42cm_M_Gerat.html
http://www.kaisersbunker.com/cc/cc16.htm
http://es.wikipedia.org/wiki/Gran_Berta







lunes, 29 de septiembre de 2014

"Confederate Generals" para ACW

Aunque el juego de campaña de Guerra Civil Americana fue terminada imprevistamente, continuo trabajando en diversas unidades por el puro gusto de pintar, en esta caso generales del Ejercito Confederado, referencia ACW-4 de Perry Miniatures.


lunes, 25 de febrero de 2013


Hace unos meses, próxima a iniciarse la campaña de Guerra Civil Americana de la AAW, pude comprar una caja de los estupendos Zuavos para ACW en plástico de los hermanos Perry. Son unas figuras con unas proporciones y un dinamismo excelente, que el plomo lamentablemente no puede tener. Además de una relación costo por figura imbatible. Como contras para mi esta la falta de calidez típica de la figura de plomo, poco peso para una figura de wargame, y que requieren algunos conocimientos de modelismo para un montaje y pintura adecuado.

Esta caja esta destinada a montar dos de los regimientos de la Brigada de Zuavos del ejército federal, los 5° NY, 155° PA., y con el sobrante de figuras de infantería pensé montar alguna unidad especial. Aunque mi interés esta centrado en el ejercito de la Unión, investigando y leyendo de todo un poco note enseguida que había bastantes desacuerdos en las fuentes habituales con respecto a la mas famosa unidad de zuavos confederados, los Tigres de Louisiana del Mayor Wheat. La mas común es confundir esta unidad, con el autentico Batallón de Zuavos de Louisiana del Mayor Coppens, creyendo que es la misma unidad, y otro confusión recurrente es creer que la mencionada unidad de Wheat era toda de zuavos, cuando solo una compañía estaba así caracterizada.

Un poco de historia.

Ya anunciada la Secesión, en los meses previos al bombardeo de Fuerte Sumter, que marcaría el comienzo real de la guerra, el fervor patriótico recorría los estados de sur motivando que se miles de voluntarios se unieran en compañías y batallones independientes, esperando una comisión de las autoridades de su Estado para poder unirse al ejercito confederado. En la cosmopolita Nueva Orleans entre los primeros voluntarios figuraban los irlandeses, en su mayoría tripulantes de embarcaciones fluviales, peones de puerto y estibadores, quienes entonces constituían el peldaño mas bajo de la muy estratificada sociedad blanca sureña. Estos inmigrantes, muchos de ellos huidos de la opresión (y la Justicia) británica, veteranos de diversas aventuras militares recientes, se unieron en compañías bajo el mando de lideres carismáticos con experiencia de combate. Las que nos interesan eran:
- Los “Walker Guards” del Capitan Robert Harris
- Los “Tiger Rifles” del Capitán Alexander White
- Los “Delta Rangers” del Capitán Henry Clay Gardner
- Los “Rough and Ready Rangers” del Capitan Harry Chaffin[1]
Por su parte el Capitán Roberdeau Wheat, un virginiano con conexiones políticas y de negocios en Nueva Orleans, veterano con probada experiencia de mando en las  expediciones mercenarias en Centroamérica o peleando en Italia con Garibaldi, recluta su propia unidad, los “Old Dominion Guards”, y apelando a su ascenso sobre los mencionados oficiales, los convence en unírsele. Una vez unido el batallón se traslada a Camp Moore, donde se alistaban las unidades de voluntarios de Louisiana mientras entrenaban y equipaban antes de unirse al ejército confederado. Impaciente a la espera de los despachos con los nombramientos, el ascendido Mayor Wheat [2]logra que se reconozca la incompleta unidad como “1st Special Battalion, Louisiana Volunteer Infantry”[3] recibiendo la autorización de marchar a reunirse con el resto del ejercito. Para el momento en que la unidad llega al área de Manassas Juntion, VA, donde se ensamblaba el ejercito confederado, todo el batallón era conocido como los “Louisiana Tigers”, o “Wheat’s Tigers”, y venían precedidos por una infama reputación, que se acrecentó por la fiereza con que pelearon en la primera batalla del Bull Run (21Jul1861). Posteriormente una sucesión de desmanes, peleas y otros excesos termino en un hecho lo suficientemente grave para merecer un juicio sumario y la lamentable condena máxima para dos tigres. Para mayor dramatismo fue ordenado que se cumpliera la sentencia por un pelotón de fusilamiento de la misma compañía, para escarmiento y ejemplo a todo el ejército. Es recomendable la lectura de los reportes de los testigos, muy emotivos y que nos dan una visión muy humana y personal de esta tragedia.
Semejante castigo tuvo efecto y en poco tiempo se recompuso la disciplina, la confianza de los jefes, y el respeto de las otras unidades. A inicios del invierno del 62 se reciben los nuevos uniformes para toda la brigada de Louisiana, exceptuando la compañía de los “Tiger Rifles” que fue elegida para mantener la caracterización de zuavos, aunque aparentemente también recibieron nuevos uniformes mezclándolos con prendas de los viejos.
En enero el batallón fue incorporado en la  4ta División (Ewell), 8° Brigada de Taylor (Brigada de Louisiana), junto a los 6°, 7°, 8° y 9° regimientos de Infantería de Louisiana. Antes del inicio de la Campaña del Valle de Jackson (Mayo-Junio), el batallón solo tenía 250 hombres. Pelea con éxito en varias batallas siendo las mas destacadas las de Front Royal y Port Republic.
Finalizada la campaña parte con “Stonewall” Jackson a unirse a Lee en la defensa de Richmond[4], donde la batalla de Gaines Mill (27 de Junio) resulta ser la debacle de los Tigres, al resultar muerto el Mayor Wheats mientras lideraba una carga. Después de la batalla solo quedan presentes 60 soldados y cuatro oficiales.

El 26 de julio se forma la 1ra Brigada de Louisiana (Hays), pero para el 9 de agosto se firma la “Special Order N° 185” ordenando desbandar el “batallón de Wheat”, y distribuir sus hombres entre los otros regimientos del estado del pelícano presentes en Virginia. En conmemoración el nombre de Tigre paso a identificar la brigada por el resto de la guerra, y con el tiempo identifico a los equipos deportivos de la Universidad Estatal de Louisiana.





El uniforme

Dibujo de L. Fremaux
Su uniforme de Zouavo fue entregado al inicio de Junio de 1861, pagado (¿elegido?) por A. Keene Richards, un prospero hombre de negocios de Nueva Orleans.
El cubrecabezas consistía en una chechia, el fez cilíndrico terminado en forma plana típico del norte de África, seguramente en el mismo estilo que el usado por los famosos zuavos franceses en la reciente guerra de Crimea (1853-1856), con un largo cordón y pompón (las fuentes los nombran rojos, amarillos y azules). No hay que confundir esta prenda con el fez de bordes rectos que asociamos con el ejército turco, ni con el calotte, una gorra blanda mas ajustada sobre la cabeza. Habitualmente se reemplazaba por el sombrero de ala típico de la época, o por el sombrero de palma entregado por el Estado de copa baja y ala ancha que brindaba mas cobertura contra el sol, adornando las cintas negras de sus sombreros con inscripciones patrióticas[5].
La casaca corta, en lana azul, con ribete y tombeaux (adornos de cinta terminados en trifolios) de cinta roja, se llevada sobre una camisa garibaldina roja sin cuello con abertura hasta mitad del pecho, que cerraba con cinco botones de porcelana.
El Sarual, los amplios pantalones de corte zuavo, a franjas azules y blancos de 1 y 1 1/2  pulgadas de ancho respectivamente, estaban confeccionados en un resistente tejido (pillow ticking) de algodón e hilo de lino, del utilizado entonces para cubrir almohadones y colchones. Sujetado bajo la rodilla por las medias, blancas con rallas azules -otra extraña característica de esta unidad- sobre la que se llevaban las polainas de lona blanca.
Esta compañía, organizada como tiradores constituía la fuerza de escaramuza y flanqueo del batallón, por lo que fue equipada desde un inicio con el rifle de avancarga M1841 calibre .54, conocido como “Missisipi”. Este no tenía anclaje apto para llevar bayoneta, por lo que la compañía no la llevaba, y los hombres habrían llevado sus propias armas de hoja, los más nombrados en los reportes eran unos enormes cuchillos Bowie con empuñadura con guardamano en D, que infundían temor a enemigos y amigos. La compañía antes de salir de New Orleans recibió los cinturones con la característica hebilla rectangular con el  pelicano, típico de las unidades de Louisiana y las respectivas cartucheras para cintura.

Las figuras

Modifique cinco figuras en total, cuatro para representar una compañía de Johnny Reb, y la restante para adornar la vitrina de un amigo, basándome en algunas de las muchas fuentes escritas de la época que describen el uniforme; además hay dos pequeños dibujos de la época, uno que aparece en el semanario Harper’s Weekly del 28 de septiembre de 1861, y otro el dibujado por el Capitán León Fremaux del 8th Louisiana Infantry. 


La principal modificación consistió en la prenda de cabeza, en tres figuras agrandé el fez, sustituyendo el cordón y el pompón y en el par restantes se adapto un sombrero de ala ancha y uno de tejido de palma de figuras de ECW. Elimine la faja de lana, ya que no hay registros de que llevaran una, modelando cinturón y la distintiva hebilla rectangular, se reconstruyó la cantimplora al modelo “plano” del ejercito confederado. Se reconstruyeron las polainas eliminando las “jambories” de cuero o en un caso las polainas mismas. En todas las figuras se elimino la bayoneta y vaina, y se les agrego al vaina y cuchillo de grandes dimensiones, con un zouavo empuñando un Bowie como los descriptos, hecho con aluminio. Actualmente ya estoy trabajando en las transformaciones de figuras para completar las otras compañías del batallón, no tan elaboradas ni vistosas pero igualmente muy particulares.




[1] Posteriormente se une una sexta compañía, los “Catahoula Guerillas” del Capitán Jonathan W. Buhoups, formada principalmente por hijos de la burguesía rural “tradicional” del condado Catahoula Parish del norte de Louisiana.
[2] Comisionado por el Gobernador de Louisiana Thomas O. Moore el 25 de mayo de 1861.
[3] 5 de junio de 1861
[4] Batallas de los Siete Días, de Junio 26 a Julio 2 de 1862.
[5] Ejemplos: “Tiger Bound for Happy Land,” “Tiger Will Never Surrender,” “A Tiger Forever,” “Tiger in Search of a Black Republican,” o “Lincoln’s Life or a Tiger’s Death.” – Gary Schreckengost

miércoles, 23 de enero de 2013

Regimiento de Caballeros de la Guardia, la otra mitad para formar la brigada montada de la División de Guardias en Borodino. Este regimiento también se modelo en cuatro escuadrones de cinco figuras montadas.


Los escuadrones presentes, 1ro. (con el mando) montados en bayos tostados, 2do. en alazanes, 3ro. en grises y el 4to en negros, obviamente los trompetas en grises y blancos, y el CO en bayo perlado.  A las figuras se las modifico agregándo la estrella de San Andres en casco, cartuchera, puntas de los "shabaraque" y tapas de las pistoleras de la la silla, y al igual que con los Guardias Montados se modifico un oficial con una cabeza que mira al frente, y se confeccionaron los estandartes característicos.